lunes, 27 de septiembre de 2010

Academia de la Picardía Boliviana

Academia de la Picardía Boliviana

Por Ramón Rocha Monroy

• Diccionario, Manual, Anecdotario, Antología de copla y verso, Trivia y Anales de la Academia de la Picardía Boliviana

1. BREVE HISTORIA

En agosto de 1999, el visitante más ilustre a la Feria Internacional del Libro, celebrada en La Paz, fue el escritor Armando Jiménez, padre y fundador de la Academia de la Picardía Mexicana, cuyos libros vendidos han pasado los 8 millones de ejemplares, siendo de lejos el escritor latinoamericano más vendido, cuyas obras, además han sido prologadas por Premios Nobel como Octavio Paz, Gabriel García Márquez y Camilo José Cela, así como por el gran polígrafo mexicano Alfonso Reyes.

El Ojo de Vidrio lo invitó de inmediato a Cochabamba, donde prestigiosos intelectuales y militantes de la buena vida valluna le hicieron un cálido homenaje en Los Cantaritos II. Urbano Campos sirvió de anfitrión y allí, bajo el padrinazgo de Armando Jiménez, se fundó la Academia de la Picardía Boliviana, cuyo deán es el Ojo de Vidrio.

La Academia instituirá para el año 2001 el Premio Nacional del Humor, que estará muy bien dotado económicamente y tendrá además una estatuilla recordatoria y una colección completa de los libros de Jiménez. A principios del próximo año publicaremos la convocatoria.

Se entiende por Picardía aquel género expresivo, oral, verbal o visual, que normalmente es de autor anónimo pues recoge el buen humor, la chispa, el duende del pueblo, que siempre tiene el refrán, el dicho, la copla, el apodo, la frase oportuna para provocar el festejo de la concurrencia.

Grandes cronistas de la Picardía Boliviana han sido Nicolás Fernández Naranjo, con su Diccionario de Bolivianismos, que es un gran clásico; don Víctor Varas Reyes, con El Castellano Popular en Tarija, don Germán Coimbra Sanz, con El Castellano de Santa Cruz – 1992; Peter Travesí, con sus personajes típicamente bolivianos; Paz Padilla Osinaga, particularmente con su libro de cuentos Nel Umbral, que recoge pícaras expresiones vallegrandinas; Hernando Sanabria Fernández, también oriundo de Vallegrande, genial recopilador de la copla criolla; Alfonso Prudencio Claure, Paulovich, con su conocida columna “La Noticia de Perfil” y sus libros ya innumerables –Diccionario del Cholo Ilustrado, Rosca Rosca ¿Qué estás haciendo?, Conversaciones en el mote, y otras; Raúl Salmón y todos los cultores del teatro popular; David Santalla, Cacho Mendieta, el gran petiso Coco Manto, Adolfo Mier Rivas, Alberto Gasser, Jenny Serrano, Felipe Aramayo, Manolo Molina, Gery Sandoval, Rubeck Molina, el dúo Daza-Ferrante, Urbano Campos con sus columnas y sus escritos publicados en el suplemento Viernes de Soltero de Los Tiempos; el Ojo de Vidrio con su columna, la revista Viernes de Soltero y el popular ch’akigrama; el finado Armando Antezana, el Gordo Jajá; Gonzalo Hermosa, director de Los Kharkas, eximio cultor de la copla picaresca; los Thakipayas con su humor de tierra adentro, los grandes caricaturistas como Pipo Velasco, Luzbel, Pepe Luque, Alejandro Salazar, Yawar Mallku y por supuesto los miles de héroes anónimos que cada día nos hacen reír con sus aros, chistes y coplillas.

De modo que, al inicio nomás, ya somos un equipo poderosísimo, con algunos finados que a fuerza de reír pasaron a mejor vida, y algunos pichones que ya dan mucho qué hablar.

2. APODOS

Un mecanismo básico de la Picardía Boliviana, es el encuentro entre idiomas distintos, que de por sí nos hace reír aunque algunos gringos no entiendan por qué reímos. Como por ejemplo cuando a un criollo que se hace el gringo le decimos Yana gringo (yana = negro; gringo = americano de los Estados Unidos o en general rubio de origen europeo, o Cielo wawita, que se dice a un personaje buenito, o Ágil siki –culo ágil; o Cuete simi = boca de cohete.

ACA TANTANA CHAKI
Abogados, los de antes. Allá en mis años de estudio en la Facultad de Derecho de San Simón, en Cochabamba, tuve la suerte de heredar los amigos de mi hermano. Entre ellos, el Dr. Jorge Rojas Madrid había inmortalizado una letrilla más bien larga y erótica, de la cual sólo recuerdo un verso: “Yo conocí el Orinoco de tu Pernambuco”. Un maestro de elevado talento administrativo aunque descendido de estatura, era el Dr. Julio Alberto d’Avis, Cacho de nombre familiar. Manejaba una motoneta Vespa y si figura era inconfundible en la atmósfera parroquial de Cochabamba en los años cincuenta. Cierta vez, Jorge Suárez, poeta mayor que frecuentó la lectura de los españoles del Siglo de Oro, le dedicó un poema satírico que publicaba diariamente en el diario “El Mundo”, bajo el rubro “...”, en el cual explotaba el atributo más visible del ilustre maestro: su cortedad de estatura. Muy enojado, el Cacho d’Avis le envió una carta que Suárez reprodujo en su columna. Decía: “Le prevengo, Suárez, que no vuelva a ocuparse de mí porque soy hombre de pocas pulgas. Suárez reprodujo la carta con un asterisco final que remitía a una aclaración: “Donde dice ‘pulgas’, léase ‘pulgadas’. ¿De qué se había enojado el ilustre profesor? Una tarde, Suárez lo había visto en afanes de cobrar un cheque en el antiguo Banco Mercantil, que tenía mesones ingleses muy altos, donde los clientes solían firmar al dorso de los cheques. Viendo la tribulación del Dr. D’Avis tratando de escribir en pupitre tan elevado, reclamó que no se hicieran banquitos en los bancos, para tratar a los petisos. De allí vino la polémica.

Otro abogado famoso era el Dr. Alfredo Jiménez, a quien por su cabello hirsuto peinado a la gomina le decían familiarmente Chanchopelo. El propio Jiménez sugirió a sus colegas que su nombre familiar no era Chanchopelo, sino Chanpé, a la usanza francesa. Hombre de dichos rotundos y de amistades y enemistades irrenunciables, odiaba a un respetable ciudadano, propietario de una picantería de prestigio, llamada Bar “Loritos” y no tardó en endilgarle un apodo que aludía a su curiosa forma de cojear arrastando el pie derecho como pateando chanfle, es decir, como si caminara juntando excremento: le decía Aca tantana chaki: pie que va juntando mierda.

ALCUZA
Es usual que los tipos más populares en el medio cochabambino, voluntaria o involuntariamente se muevan de mesa en mesa. No deberían hacerlo, al menos para evitar un viejo apodo: Alcuza.

ANÍS PETACA
Se atribuye al sol el nacimiento de pequeños astros negros en la piel de la gente, que a veces se ven bien en los hombros de una doncella, pero otras tantas molestan a quienes los padecen. A esos pecosos se les llama Anís Petaca, petaca de anís.

ASNA CHAKI
Esta es una penitencia, normalmente merecida, que en tiempo de nuestros abuelos olía a cuero mal curtido, pero que se agravó en la época de los zapatos deportivos y las suelas sintéticas, que alborotan las moléculas del mal olor en los pies. A esos patas hediondas la malicia popular los llama Asna Chakis, que en quechua quiere decir literalmente pies hediondos. A la misma familia pertenece un apodo más ominoso: Asna Runtu, que en buen romance significa compañones hediondos.

BALCÓN JETA
Familias reales, como la de los célebres Habsburgo, cuyo máximo exponente es el emperador Carlos V que construyó su imperio con la plata del Cerro Rico de Potosí, tenían como atributo familiar el prognatismo, que consiste en un crecimiento desmesurado de la mandíbula inferior. En quechua, se conoce sin medias tintas a estos individuos con el apodo de K’akilos. Claro que la imaginación criolla es menos críptica; de este modo logró un sinómino más entendible: Balcón jeta. Un Balcón jeta ilustre fue el poeta chuquisaqueño Julio Ameller Ramallo, de quien se recuerda que tenía tal espacio en el hemiciclo de su mandíbula inferior que parecía un palco del Teatro Municipal de La Paz.

BILLAR BOLA
Un tormento masculino es, sin duda, la caída del cabello, que hace huir a las mujeres superficiales, porque las muy avisadas se han convencido hace tiempo que los calvos son por lo general bien armados y buenos para los placeres de Venus. Les dicen que se han quedado así porque sus parejas, en trance de hacer el amor, tratan de retirarlos porque no resisten más. ¡Basta! ¡Basta! De ese modo quedan calvos. El apelativo de Billar Bola es tan gráfico que no necesita explicación.

CHUYMA LUNTHATA
Este apodo se justifica por sí mismo, sobre todo por su sonoridad, y es grito de guerra de los valerosos oriundos de la provincia... del Departamento aymara de La Paz. Significa en el idioma de los herederos direcgtos de Tiwanaku Robacorazón.

DIBUJO LIBRE
Tarija es sin duda el más grande repositorio del humor criollo en Bolivia. Muchas de las ocurrencias tarijeñas no tienen historia, porque se fabrican en cada episodio de la vida cotidiana. Los tarijeños cometen un humor de perpetuo presente. A ello se debe este apodo que en algún momento se dio a un tipo tan desgarbado como dibujo de niño, y entonces se lo llamó Dibujo Libre.

FATIGUILLA
Los hombres no pueden justificarse, porque no es de ningún modo atributo exclusivo de la mujer el afanarse innecesariamente por cosas de poca monta. De este modo, a hombres y mujeres que tienen este defecto se los llama Fatiguillas o Falso Afán.

FIERRO BOLSA
Uno de los peores defectos humanos, porque denota ausencia de vida, es el ser tacaño. A un amigo que tardaba una eternidad en llevarse la mano a la billetera para amortizar el consumo de la mesa le decían La billetera más lenta del Oeste. A otro le dicen todavía Gallina vieja, porque come, bebe y no pone. En la cultura criolla se cree que el tacaño tiene los bolsillos de lata o de un metal aun más duro. Por eso se les dice Fierro Bolsa.

FIESTA MANICITO
Pocas experiencias hay en la vida conyugal menos propicias para el amor o la amistad que despertar a la pareja a media siesta. Del mismo modo, la forma más torpe de negociar un buen contrato, un arreglo profesional o una decisión pública, es forzarla en una reunión formal. En ambos casos, es decir, cuando uno quiere el favor de una mujer o cuando necesita la decisión de un grupo de ejecutivos para hacer un buen negocio, la gente no vacila en invitar una buena cena, debidamente regada, al cabo de la cual el mundo se inclina en el sentido de nuestros planes. ¿Por qué? A mi juicio el problema se reduce al problema del ph. Si la cónyuge o el jefe tiene el ph ácido, seguro que negará cualquier petición y responderá consciente de su poder; conviene entonces cambiarlo con manjares que lo vuelvan alcalino. Esa es la misión del maní, y por eso es un convidado de honor en una fiesta. De ahí viene el apodo Fiesta manicito, o Manicito de todas las fiestas.

FUSIL PIERNA
En estas latitudes se tiene preferencia por la mujer de estatura mediana y remachadita, de modo que tenga todo más juntito. Es raro el criollo que se aficione de una mujer alta. Por eso, a una dama de piernas largas y flacas se la llama Fusil Pierna: pierna de fusil.

KHARA WISA
En tiempos de la Real Audiencia de Charcas, no faltaban caballeros que usaban la levita en cueros, por falta de camisa. Les bastaba ocultar el triángulo visible con un lienzo almidonado. De allí viene el apodo de Khara Wisa, barriga pelada. Otros prefieren Khara pecho, que es apodo regional atribuible a todos los chuquisaqueños.

KJUCHI HOCICO
Boca de chancho, o tipo malhablado.

KIMSA PARLA.- “Triple palabra”, es decir, tipo que tiene tres pareceres distintos.

KHOÑICHI.- Comida de ayer recalentada. Se dice a la persona que lleva noticias atrasadas.

LAPHINCHO.- Aymara. Tipo largado.

LATA KIRU.- Que tiene dientes encasquillados en metal.

LATA PHUKU.- Sopla latas, integrante de banda de música.

LAUT’INCHO.- Tipo flaco, deshuañangado, largo.

LLANTA BAJA.- Cojito. Así le decían a una popular vendedora de llauchas en La Paz.

MANKAGASTO.- Tragadebalde, o también k’asi okho en quechua.

MASCA RIELES.- Desdentado, phallpa en quechua.

NITAJ CHOLA NITAJ NIÑA.- Birlocha, ex cholita.

ÑAKAY NIÑA.- Id.

PAILA NINGRI.- Orejas de paila.

P’AJLA.- Calvo.

PALTA KIRU.- Dientes de palta, grandes.

PERQA BALEA.- Pared baleada. Se les dice a los fieros, que enfermaron viruela.

PUCA KJUCHI.- Chancho colorado, en aymara WILAKJUCHI.

PUNKU VOLTEA.- Tipo que patea puertas y las voltea.

TOJPI.- Loco.

TUNTA PEQ’E.- Aymara. Tipo canoso, cabeza de tunta (chuño blanco).

WALLPAPECHO.- Tipo o mujer pretenciosos con abundante pechuga.

WANK’U JINETE.- Aymara.- También Qowi Chalán (quechua). Petiso jinete de conejos.

WARMICHALLPA.- Tipo que pega a su mujer.

WISTU NEGOCIO.- Tipo que hace negocios torcidos.

WISTTU PICU.- Pico torcido. Célebre personaje que horneaba deliciosas empanadas que todavía son populares.

YANA MOLLEJA.- Muy moreno.

YANA ALMA.- Alma negra.

YANKI LLOKHALLA.- Como Yana gringo, muchacho criollo que se hace el yanki.

• METAFÍSICA POPULAR
• RIMAS DE JORGE SUÁREZ
• PAULOVICH
• HUMOR REGIONAL: SANTA CRUZ, TARIJA, CHUQUISACA, LA PAZ, COCHABAMBA.
• PICARDÍA POLÍTICA: AUGUSTO CÉSPEDES, GUSTAVO ADOLFO OTERO, CARLOS MEDINACELI, CARLOS MONTENEGRO, GERMÁN MONROY BLOCK, NIVARDO PAZ ARZE, RICARDO ANAYA, MARIANO MELGAREJO.
• TRALALÁ, CHAMPAGNE, CHAPLIN SHOW.
• PERSONAJES POPULARES: EL ÁGUILA, EL OJMILLO, EL K’OLILA VILLARROEL, ETC. EL ATATAU MUELAS, OTROS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada